Un as bajo la manga te va a quedar aunque acostumbres a no ganar, no aguantás esperar; llegaste tarde al banquete del amor y la verdad no hay cosa peor que vivir sin pasión.